El Viaje del Alquimista

4 de junio de 2024 por
CINTIA D'ALLEGRI

El viaje del Alquimista

  • ¿Piensas que ahora tienes la edad que dices tener? Los tiempos biológicos no son los tiempos del Alma, más lejano aún los del Espíritu.
  • ¿Qué intentas decirme?
  • Que tu viaje tal vez haya iniciado hace cientos de años en el tiempo pero tú aquí en la Tierra, hoy en este día me nombras los años que tienes.
  • Y cómo puedo saber la longevidad del Alma o espíritu?
  • Cuando las situaciones cotidianas de la vida la vez con los ojos de la sabiduría.
  • Entonces no hay tiempo sino ciclos… tampoco errores sino aprendizajes.
  • Tu respuesta habla de los años de tu Alma, siendo que los años son las experiencias transcurridas en lo atemporal de lo temporal. Medidas humanas que limitan desde su perspectiva. 
  • ¿Cómo comprendo entonces mi viaje alquimista?
  • Recordando.

No existe lo estático y limitante sino una mente que desde la ilusión creó su propio escondite atormentada por la posibilidad que su razón deje de ser la razón y por tanto se desvanezca. El espíritu vibra en lo infinito aunque necesita de la contención para ser experimentado siendo su naturaleza la expansión por ser infinito. La mente es de naturaleza humana y el humano no conoce todo su potencial, mayormente se acobarda al darse cuenta de que sí puede extender su poder de manifestación. 

La satisfacción humana trasciende a la idea de la propia idea porque esta vino del vacío donde el Todo y la Nada son el Todo por tanto el vacío, y el ser humano teme sentir y conectar con el vacío porque teme la sensación de sentir que allí no hay nada aunque no ha comprendido que justamente es lo contrario: allí se halla el Todo. Entonces cuando te sientas vacío no pienses que no hay nada en ti sino que Eres el Todo en estado de creación. Recuerda eso y volverás a tu eje. 


Mientras duermas dirás que no hay opciones pero cuando despiertes verás una chispa y veras a Dios, es decir las posibilidades.

  • Te preocupas por alcanzar la iluminación en esta vida como lo hizo Buda o Jesús pero ¿qué tal si comienzas por iluminar tus partes de sombra?
  • Eso sería reconocerme en mi totalidad
  • Cuando te integras dejas de desconocer y ya no hay secretos para poder ver entonces sólo te queda Ser y Manifestar. En caso contrario tú le cedes el poder a la mente y a la proyección que sirve como intermediario del miedo.
  • ¿Cómo logro ser vivaz y salirme de ese estado?
  • Volviendo a tu Eje que es el pulso de tu corazón. 


El viaje del Alquimista ha existido desde siempre en la fusión de las Almas con el Espíritu y con el Cuerpo, tres aspectos de la Creación que aprendieron a fusionarse desde sus diferentes estados frecuenciales para poder Expresarse. La resonancia por similitud de ondas frecuenciales ha hecho que esos tres aspectos, el sutil éter (espíritu), la expresión (alma) y la materia (cuerpo) se acoplen para Experimentar.

No hay pociones mágicas como se ha creído, hay instantes milagrosos que suceden cuando dejas de contarte la historia que te has contado en tu mente y de la cual te sientes atrapada. El estado de alquimizar lo que te sucede a boca cerrada desde los actos de introspección, afectan sobre tu sangre, sobre tus hormonas y neurotransmisores que hacen al estar siendo de tus estados emocionales. Es una alquimia tan bonita que sí es cierto lo que los llamados esotéricos podían hacer y de lo cual fueron juzgados, aunque no sólo está en el afuera la transformación de la materia sobre los elementos de la naturaleza también está adentro en nuestra biología y eso es lo que se ha perdido de vista en el transcurrir de lo siglos.

Comprendiendo que la vida es movimiento constante te adentras en el mundo de la alquimia porque puedes verlo con tus propios ojos al ver dos moléculas reproducirse hasta formar un feto, ese feto desarrollar los órganos, la estructura ósea, luego nacer, ser el bebé, el infante, el adulto y la vejez. La alquimia es tan simple que la han perdido de vista.

Y el cuerpo está dotado de un alma con su estado de conciencia que viene a Experimentar la vida terrestre para continuar con su expansión de conciencia. La integración es la respuesta a los dramas humanos porque lo que ignoras temes y a lo que conoces abrazas.

Cuando en un instante reflexionas alquimizas, es decir transformas. Cuando luego de ese instante accionas en coherencia con el nuevo darte cuenta, alquimizas. Ya no hay manera de que vuelvas a ser quien fuiste luego de reflexionar. Aunque la memoria biológica así quiera hacértelo creer. 

El escape de nuestra biología es imposible. El escape de nuestro Espíritu es imposible. Pero si es posible la Aceptación de que somos el Todo. Cuando fucionamos los Universos se colapsa la Energía y se crea un punto de inflexión energética que nos permite Ser la Creación. Es el secreto de la trascorporización, nota de color. Hay acción con emoción y desde ese espacio emocional de calma, y éxtasis de paz podemos Manifestar desde lo que es el llamado de nuestra Alma.

Siempre fuiste una viajera de la Alquimia o un viajero de la Alquimia sólo que no lo recordabas.


Compartir esta publicación
Archivar

Leer siguiente
Nombra tu Linaje